NOVEDADES

Cómo fue la investigación para que La Boca recupere los colores que imaginó Quinquela

foto_obra

25.NOV.2017

Una foto de National Geographic de 1958 demostró cómo eran las fachadas originales. (Fotogalería)

La batalla de los colores que libraba Quinquela Martín en su época era una conquista cromática del espacio visual. Mostrando el ejemplo con Caminito, Quinquela alentaba a sus vecinos a vencer la gris monotonía del panorama urbano con las pinturas que les proporcionaba para el exterior de sus casas. Este legado quedó en La Boca y la gente hoy defiende los colores de su barrio.

Era de prever entonces que la falta de pintura en la ochava de la entrada de Caminito, con las obras de refacción casi terminadas, fuera motivo de preocupación para los boquenses. Algunos se acercaron a expresar sus inquietudes al equipo del Gobierno de la Ciudad que estaba llevando a cabo las obras

Juan Vacas, director del área de Regeneración Urbana del Ministerio de Ambiente y Espacio Público, coordinó la reciente puesta en valor de las fachadas patrimoniales. Y explicó que “cuando se trata de recuperación histórica, todas las intervenciones se hacen en base a evidencia científica. Si no hay evidencia que lo soporte, no se aplica pintura solo porque uno supone que este era el aspecto original”.

Y justamente las fotos de la entrada de Caminito en su inauguración eran en blanco y negro, el tipo de archivo que imposibilita definir con certeza las tonalidades. Hay bastantes archivos documentales sobre las paredes que bordean el pasillo, pero no así de la entrada. “Al no tener prueba documental de las reales elecciones de colores para esta esquina, preferimos dejarla en su aspecto de construcción de 1891”, arguyó Vacas, que sin embargo acudió a Víctor Fernández, director del Museo Benito Quinquela Martín, para encontrar una solución.

Ya implicado en el desarrollo de la carta de colores para las obras en curso en Caminito, Fernández resolvió buscar una salida que satisficiera al equipo de arquitectos y que permitiera que vuelva la pintura al paredón de la esquina de Magallanes y Caminito. “Tenía una pista de que la revista británica National Geographic había hecho un reportaje sobre Buenos Aires a fines de la década del 50”, confía el conservador. “Sabía de la existencia de una foto que, a ojo, databa de entre 1957 y 1960 y que podría constituir la prueba necesaria”, agrega.

Se suscribió a la revista para tener acceso a todos los archivos online y terminó encontrando en la edición de marzo de 1958 el famoso reportaje sobre Buenos Aires. “Es un reportaje largo con solo tres fotos, pero en color. Hay una de la Casa de Gobierno, una de los muros que bordean Caminito y finalmente una foto color de la entrada del Caminito donde se pueden advertir con claridad los tonos que había elegido Quinquela para la inauguración, que sería al año siguiente”.

Presentando esta foto como archivo histórico, se acabó de pintar la ochava de la entrada del Caminito la semana pasada, con colores que no eran los que presentaba antes de la refacción. “Por ahí, la última versión de la esquina no tenía nada que ver con el patrimonio, salvo el concepto de color”, reconoce Fernández, quien participó en varias ocasiones como consultante sobre la paleta y distribución de la obra de Quinquela Martín.

Más allá de las rigurosas pruebas documentales exigidas por el trabajo de refacción, Fernández insiste que "cualquier intervención que se haga a un patrimonio reconocido mundialmente por sus colores debería hacerse respetando lo que lo hizo patrimonio”. O sea que Caminito sin pintura dejaría de ser Caminito.

IR A LA PUBLICACIÓN + « Volver al listado

Novedades relacionadas

hitconstrucciones.com

Contáctenos

Hipólito Yrigoyen 1516

Piso 2° Depto. "F", CABA

(+54-011) 4381-1341

hit@hitconstrucciones.com.ar

Copyright Hitconstrucciones 2018
Todos los derechos reservados
-

Diseño y desarrollo: Creatica